lunes, 18 de junio de 2012

Torre de San Cristóbal

En los años 50´s al noreste de México, era muy común que en las rancherías se hablara de la Torre de San Cristóbal, formada por nubarrones que se acercaban a los ejidos o ranchos, anunciaba que se aproximaba un torrencial aguacero, el cual era de beneficio para los cultivos y las huertas de naranjas que hay en la región citrícola.

Cuenta mi mamá que hacia el norte aparecía este cúmulo de nubes amenazante de lluvia y alegría, pues cada año tenían la esperanza de que el agua que cayera, ayudaría en gran medida a mejorar las condiciones de vida de la gente de la localidad.

Por eso cuando la ve le trae recuerdos del tiempo aquel, nostalgias de una época, de lluvia, de cosecha, de alegría.

Fidel Cantú