sábado, 14 de abril de 2012

Inevitable


Es consecuente de mi mala acción
estando yo triste,
encerrado en la habitación,
por decirte lo que pienso,
por declararte con voz fuerte,
que te alejes de mí,
que olvides mi traición.
 
No lo pude evitar,
pues de tanto pensarlo,
me propuse a explotar,
ahora me encierro
y dispongo a reflexionar,
en lo mal que te he hecho,
al confiar en mi,
al darme tu amor,
pero eso, ahora, ya se acabó,
caminemos separados,
cada cual su destino,
tú a la luna dale alegría,
y yo al sol le pediré perdón.

Cada quién tiene un futuro,
y cada cual, su razón,
inevitable destino
amargo camino,
cruel decisión
perdido en el alma,
tormento de amor
de olvido sufriendo,
sufro en dolor.


Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario