jueves, 15 de marzo de 2012

Imaginando la lectura


Desde niño aprendí a leer,
a imaginar los sueños escritos,
de las personas que trazaron
historias fantásticas mitos.
 
De aquellos mismos libros
que de niño admiré,
recuerdo las hojas
de aspecto rugosas.

Recuerdo algunos versos
que de niño aprendí,
de un tigre triste y
un caracol en el sol,
de un camello jorobado
y  un burro cansado.

Que alegría sentí,
al saber que el tigre
ya había tragado,
que el caracol con su gracia
a su destino había llegado,
del camello no me acuerdo,
y del burro cansado
ese ya se había casado,
con una burrita que conoció
en otro texto que escribí
estando enamorado.

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario