sábado, 11 de febrero de 2012

Sígueme


Esperando en una banca,
aquella misma en la que te vi,
cuando pasaste a mi lado,
y me viste sonreír.

Espero tu llamada…
la primera cita,
después de aquel día,
aquel día que me hizo feliz.

Aún recuerdo,
que detuviste tu andar,
unos pasos adelante,
y volteaste hacia mi,
miré tus ojos,
sonriéndote siempre,
caminé hacia donde estabas,
e intenté preguntar
con voz poco clara
-¿hacia dónde vas?

Recuerdo que dijiste:
hacia el final del camino.

No tenía muy claro
cual era tu mensaje,
te fuiste caminando,
y hoy, me arrepiento
de no haber ido contigo,
pues hoy sigo esperando
a que pases nuevamente…

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario