sábado, 11 de febrero de 2012

Refugio


Entre las frías calles
una joven caminaba,
esperando encontrar
un refugio para su alma.

Al pasar por las banquetas 
por las ventanas se asomaba,
buscando que alguien viera
lo necesitada que estaba,
que alguien le atendiera,
le diera de comer,
mínimo esa noche,
que con agrado recordaba.

Habían pasado varios años,
de que a sus padres se llevaron,
la habían dejado sola
en el campo los encerraron,
pero a ella la escondieron,
y los oficiales no la vieron,

Terminó la guerra hace dos años,
y esperando encontrarlos,
caminó por las campos,
las calles desiertas,
buscando a su familia,
arrebatada por la furia
de los de mente fría,
de los débiles guerreros,
que atacaron sin pensar,
que mataron sin control,
a las personas con ideas
y gente de valor.

Camina por las calles,
esta noche fría,
noche de recuerdos,
noche de tristeza.

De pronto una señora,
le gritó fuertemente,
ella volteó,
recordando aquella voz,
era la de su madre,
corrió apresuradamente
la abrazó llorando,
al fin te he encontrado,
te he estado buscando.

- ¡Vamos hija mía!
hoy lloro de alegría,
pensé que nunca,
nunca te hallaría...

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario