miércoles, 15 de febrero de 2012

Campo perdido

Entre valles y praderas
la familia crece,
entre risas o llantos,
débiles o fuertes,
recorren los campos
se ilusionan con trabajo
y viven entre ellos
las angustias del fracaso.

Recuerdos del pasado,
añoranzas perdidas,
crecen fuertes,
ante las lecciones de la vida.

El tiempo transcurre,
los débiles caen,
los fuertes sobresalen,
se ayudan entre ellos
a vencer las inclemencias,
pues ante la sequía
el agua no cae,
la cosecha se demora
los valles se entristecen
y la familia lo padece.

Entre caras tristes
arroyos sin agua,
cosechas perdidas,
las personas emigran,
las ciudades crecen
y la vida en el campo...
simplemente desaparece.

Recuerdos de gente,
de familias lejanas,
recuerdos del campo,
de la tierra perdida,
de la vida alegre,
que en ellos florece,
al contar sus historias,
recordando el pasado
añorando el regreso,
narrando sucesos 
de donde ya no hay progreso.

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario