domingo, 26 de febrero de 2012

Detrás del cristal





Observo la calle
el pasar de la gente,
atrapada en el tiempo,
malgastando lo que tiene. 

Pocos sonríen
y yo tristemente,
detrás de mi ventana
veo pasar el destino,
ansiando salirme
a recorrer las plazas,
recorrerlas contigo.
 
Inventando historias
vivencias inconclusas,
de la gente que pasa
que transita en silencio.

No pierdo de vista
los detalles curiosos,
al mirarlos  de frente
al observar sus rostros.

Indagar no podría,
que más lo quisiera,
pero detrás del cristal
no me oirían.

Tejiendo imágenes
de la gente que circula,
inventando historias
para escribir mis locuras.                                  


Fidel Cantú

Amor pasajero


Temía que te fueras
sin despedirte siquiera,
sin decirte lo mucho
que eres en mi vida.

Corrí lo más pronto que pude
hasta poder alcanzarte,
para decirte con un beso
que no eres pasajero,
que mi amor es verdadero,
deseándote lo mejor
en tu nuevo sendero.


Amor pasajero
pasajero enamorado,
recorres la estación
estando tu corazón
aquí junto a mi lado.

Pasajero de amor
amor de pasaje,
contigo estaré
en lo más distante,
pues llevas en el corazón
un beso, que con amor
te he dado, para que te acuerdes de mi,
de lo ya acordado.

Fidel Cantú

Amigo discreto

 


Hay amistades que se alejan
y amistades que se acercan,
pero hay amigos que nunca,
nunca, jamás, te dejan.
 
Amigo del hombre
fiel compañero,
canino obediente
amigo discreto,
me divierto contigo
platicando me encuentro,
atento me escuchas,
sin reproches, ni lamentos.

Los hay de todos,
de distintas razas,
la mayoría habla
con ladridos distintos,
queriendo decirnos
lo triste o contento
que la vida los trata.

Fidel Cantú

jueves, 23 de febrero de 2012

Destiempo

El tiempo nos trajo aquí,
quizá no lo habíamos planeado,
pero nunca lo pensamos
perdimos la oportunidad de amar
por no habernos alejado.


Si tan solo hubiéramos
nuestro amor consolidado,
no estaríamos sufriendo
no lamentáramos nuestro pasado.

Lo mejor hubiera sido
habernos separado,
y no dejarle al tiempo
la causa del fracaso,
del que hoy nos quejamos.

Ahora, ya es muy tarde
para tomar una decisión,
pero si así lo quieres
te daré la razón.

Disfrutemos los últimos momentos
como si fuéramos amigos,
no olvides que alguna vez te quise
te amé con el corazón,
ahora ya es muy tarde
para refrendar nuestro amor.

Pero si tu así lo quieres,
compartiremos juntos,
nuestros recuerdos,
nuestros disgustos.

Fidel Cantú

Inocencia


Caricias del viento,
caminas de emoción,
recorres las calles
bañado por el sol.
 
Conduces tus pasos
despertando interés,
imaginando construyes
habilidades que te darán poder.


Inocencia de niño
inevitable destino,
lástima de mundo
que en desorden construimos.

Sigue contento
alegrando el momento,
esperando no despiertes
y tengas lamento,
de las cosas de adultos,
de las guerras tontas,
de tantos disgustos.
 
Inocencia de niño,
recorre el camino
vuelva a tu casa
diviértete ahora
y no olvides nunca
que el tiempo te espera,
construye tu mundo,
afianza las ideas,
y recuerda siempre
que el viento te acaricia.
que el sol estará siempre
brillando por ti,
por el niño de ahora
por el hombre del mañana.


Fidel Cantú

Sonríe Primavera

 


Dulce sol de primavera
que contagias con tu brillo,
el rico aroma
del rocío de las rosas.

Luz de la mañana
que brillas tenuemente
en los rostros de la gente
tu alegre amanecer.

Sonríele a la vida
pasea tu alegría,
disfruta del paisaje
del bello amanecer,
recorre con tu mente
los lugares que acostumbras,
indícale a la gente
tu hermosura,
abrazando la luz
con tu risa,
con tu vida.

Fidel Cantú

Si pudiera besarte



Persiguiendo tu aroma
recorro la casa,
te busco ansioso
esperando encontrarte,
para volver a besarte
volver a amarte.


Si pudiera lo haría
con tan solo mirarte,
recurro al pensamiento
es ahí en donde te encuentro.


Me duermo anhelando
volver a besarte,
acariciar tu rostro
besar tus labios.


Si tan solo pudiera
besarte de nuevo,
mirarte a los ojos,
acariciar tu pelo,
susurrarte al oído,
decirte que te quiero
que por ti muero.


Si pudiera besarte…
ten por seguro que
ahí me tendrías…

  
Fidel Cantú

miércoles, 22 de febrero de 2012

Sabias caricias


Deja acariciar tus palabras,
darle entendimiento a tu secreto,
deja redescubrir al alma
leyendo tu cuerpo.
 

Deja acariciar tus hojas
una a una y en silencio,
para entender lo que me dices
para reflexionar tus pensamientos.
 

Deja vender mi mente
adentrarme en tu abismo,
recorrer tus letras
caminar hacia el final
junto contigo.
 

Cuando haya terminado,
quédate a mi lado,
sé parte de mi vida,
argumentando mis palabras
utilizando las tuyas.
 

Deja que te quiera
que me acerque a ti,
no temas a mis manos,
mucho menos mi mirada,
pues si estás conmigo
te contemplarán a diario
y te halagarán por siempre.


Sé parte de mi vida,
caminemos juntos,
pero no te alejes nunca
para que jamás nos venza…
aquella a quién llamamos,
Ignorancia.


Fidel Cantú

Sonríeme



No sé cuando vengas
y si estaré para verte,
no sé ni tu nombre
ni como será tu rostro.


Pero seguiré esperando,
seguiré observando a la gente,
haber si te encuentro,
cuando te vea
sonríeme,
para saber si eras tu
a quien estaba esperando.
 

Si me sonríes y me alejo,
no es por desairarte,
es solo que tal vez tu no seas,
pero si me sonrío contigo,
acércate sin miedo,
pues sabrás que te esperaba,
sabré que me esperabas. 
 

Desde ese momento
disfrutaremos juntos,
sonreiremos a la vida,
por habernos encontrado
por alegrar las emociones.
 

No sé cuando vengas
y si estaré para verte,
pero si sé que sabes
que en algún lugar
nos encontraremos…

Fidel Cantú

Tropecé contigo


Tropecé con el tiempo
caminé sin parar,
recorriendo las plazas
caminando por caminar,
te encontré tan joven
te vi llegar.

Tropecé muchas veces
respiré aire puro,
contemple tu rostro
me pareció alegre y jovial.
Te acercaste a mi,
platicamos sin parar,
tropezamos con el tiempo
en el espacio sideral.

-Para el amor no hay edad,
me dijiste alguna vez,
preguntaste mil cosas
respondí una a la vez,
pues el tiempo me ha brindado
la oportunidad de argumentar.
 
Vi tus ojos con brillos de esperanza,
vi los míos de mirada cansada
cansado y sin aliento
por mucho esperar.
 
Tú, soñando siempre
yo, cansado de soñar,
tú, alegre y jovial,
yo, por ti, atreviéndome a cambiar...



Fidel Cantú

Qué culpa tengo



Que culpa tengo
de haber crecido en la pobreza,
de haber nacido con hambre,
de soñar despierto siempre.


Que culpa tengo,
de quitarle al hombre lo que tiene,
y dárselo a mis hijos,
porque tienen hambre
porque tienen frío.


Que culpa tengo,
de no tener trabajo,
de no tener un techo,
ni refugio,
de no tener estudios,
de haber nacido sin lujos.


Si acaso tengo culpa,
que alguien me lo diga,
así pagaré con mi vida
para que no sufran mis hijos,
para que simplemente vivan
con salud y con derechos.

Fidel Cantú

Malentendido aclarado



Todo está listo,
me voy,
me llevo todo,
te dejo en paz,
te dejo tranquila,
te dejo que vivas tu vida
y espero me dejes vivir la mía.
sin distanciarnos nunca
sin alejarnos siempre…

Me llevo los recuerdos
guardados en el corazón,
me llevo tu alegría,
tus caricias, tus consejos, ¡todo!

Aprendí mucho de ti,
de lo bien que la pasamos,
pero esto,
irreversiblemente
ya terminó.

El malentendido
llamado amor,
que acordamos entre los dos,
se aclaró…
Te quise mucho,
te amé diría yo,
y me duele separarme
pero es la mejor decisión,
para no hacernos daño
entre tu y yo.
 

Espero verte pronto,
platiquemos como siempre,
pues al final de todo
la relación más concreta,
fue la que forjamos
a lo largo del tiempo
que duró nuestro amor.

 Fidel Cantú