domingo, 18 de diciembre de 2011

Violinista

Las calles son tuyas,
te diriges a la gente,
entonando melodías,
aclarando pensamientos,
disfrutando de alegrías.

Son tus notas violinista,
consejos a paseantes,
lo mismo en domingos
que cualquier otro día!

Tus arreglos musicales
los compartes en tus notas,
¡brillas violinista!
con nostálgica entonación.

Desde niño te recuerdo,
cuando papá me llevaba
a la plaza o al mercado,
y ahí tú estabas.

Antes más joven,
ahora más viejo,
con melodías anunciabas
el amor o el desamor.

Hoy con tus notas,
alegre violinista,
pretendes conquistar,
a más de una chica,
que valore tu música,
que valore tu dicha.

Violinista de boina,
violinista alegre,
paseas por la plaza,
en el frío diciembre,
pretendiendo enamorar,
a más de uno,
que te escucha entonar
las bellas melodías,
que por años me vieron crecer
y admirar.

Alegre, alegre violinista,
alegre tu dicha,
alegre tu música,
violinista de la plaza o del mercado,
cualquier lugar, que más da,
si con solo escucharte,
me recuerdas mi infancia.
Mi alegre infancia, que sin tu música,
hoy no podría admirar.

Sigue dando alegría,
sigue enamorando a los paseantes,
pero sigue siendo tú,
el violinista alegre,
que recuerdo siempre!

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario