domingo, 18 de diciembre de 2011

Tu respuesta

Charlando bajo la lluvia,
esperando tu respuesta,
¡me inquietas!
dime que sí, mi vida,
dime ya, que me impacientas,
¡no soporto más!

Esperé tu llamada,
y hoy frente a mi,
deseo tanto tus palabras,
deseo que me digas,
que termine mi angustia.

Sonriente te vi,
sonriente me veo,
pues eres el reflejo,
de mi amor interminable.

Deseo tus besos,
tus caricias,
¡tu respuesta, vida mía!
deseo conocer mi dicha,
o mi desdicha.

Haz que termine de una vez,
esa angustia,
que no me deja pensar,
que me tortura,
que aún bajo la lluvia,
espera tu respuesta.

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario