lunes, 19 de diciembre de 2011

Secretos olvidados

Hoy desperté pensando en ti
y te busqué,
después de un rato
al fin te encontré,
te empecé a admirar,
estabas ahí,
sola, abandonada,
fue entonces
que decidí escribirte,
pero antes,
te empecé a leer
y recordé
cuanto me hacías falta.

Pero hoy, hoy que te encontré
me hiciste recordar cosas
que ya había olvidado,
me da gusto saber que todavía te tengo,
sin duda,
sé que sabías que algún día
 volverías a estar para mí,
y así fue,
¡hoy lo he comprobado!

He vuelto a ser el mismo
que te empezó a ver con otros ojos,
con otra cara,
el mismo que empezó contigo
una aventura en secreto,
pues solo tú y yo,
sabemos lo que nos pasa.

Gracias. Mi libreta de apuntes.

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario