domingo, 18 de diciembre de 2011

¡Aprendí a leerte!

Aprendí a leerte,
aprendí a buscarte
entre libros de amor y de aventuras,
busqué la forma de encontrarte,
sin tener suerte todavía.

Hasta el momento me has enamorado
entre pasiones desbordadas,
entre alegrías y tristezas,
entre tus líneas de letras.

He buscado la manera
de agradecer tu entretención,
de alegrar mi vida
por los libros de amor
y los que me causan emoción.

Te busqué en la biblioteca
te leí en el parque,
en mi casa y en la estación,
te leí entre risas y tristezas,
entré a mi vida y a la del autor.

Me causaste un gran dolor
al saber que no existías,
que solo entre los libros,
ahí te encontraría.

Pero entendí que la lectura,
te inspira magia y fantasía,
-¡Te seguiré leyendo!,
hasta encontrarte,
para que alegres mi vida,
para que te quedes conmigo,
para alimentar mi alma
de emociones y aventuras.

Sé que en algún lugar te encontraré,
y que en este tiempo o en otro,
estarás para mi,
entre líneas y páginas
entre libros y más libros.

Seguiré mi lucha de encontrarte,
y cuando lo logre,
estaré feliz, de sentirte,
de tocarte, pero más aún,
de tenerte conmigo,
de pensar que existes,
de alegrar mis días y mis noches,
de ver la vida, tal cual como te leí.

Ese día llegará y de ti me enamoraré,
por lo pronto seguiré leyendo,
leyéndote hasta el final.
Entre libros estaré,
pues tengo claro,
que algún día te encontraré.

Fidel Cantú

0 comentarios:

Publicar un comentario