domingo, 25 de diciembre de 2011

¡Te traigo en mi mente!


¡Pensar que te pienso!
¡pensar que me piensas!,
es sentir que te siento,
¡Sentir que me sientes!

Si son tus deseos,
también son los míos.

Acariciarte lentamente,
acariciarme contigo.

Tomarte de la mano,
tomarla contigo.

Besando tu frente,
enfrentarme contigo.

Sentir la caricia del viento,
sintiendo tu aliento.

Rendirme a tus besos,
besarte rendido.

Contagiándome de amor,
amarte contagiado,
de los besos que me diste
a razón de lo acordado.

¡Te traigo en mi mente!


Fidel Cantú

Paseo


Camino sin rumbo,
pisando la arena,
recordando lo nuestro,
me detengo un instante,
observo el mar,
y te empiezo a gritar,
esperando siempre
escuches mi hablar.

Pero son tan inútiles
mis gritos,
cuando sé que tú,
¡que tú no estás!

Detengo a la gente,
les pregunto por ti,
mostrando un dibujo
de tu rostro feliz,
aquel mismo, que cuando
paseábamos juntos,
hiciste para mi.

Sentí tristeza,
al no verte partir,
al escuchar a la gente,
lamentarse de mi…

-¡Pobre muchacho!
tan feliz que era,
se fue sin despedirse,
la ingrata cualquiera.

Paseo en la playa
esperando encontrarte,
camino sin rumbo,
volteo sin verte.

¿A dónde te has ido?
¡quisiera saberlo!,
terminar con la angustia
y dejar de buscarte,
continuar mi paseo...
sin ti no deseo.

Fidel Cantú

Tertulia


Con entusiasmo se reúnen
a la charla y al café,
diciéndose los temas
de interés para los tres.

Realizando varios juegos,
platicando tal vez,
de lo bien que la pasan
contándose sus vidas
y opinando también.

La tertulia del viernes,
la del sábado o domingo,
entre semana algunas veces,
se reúnen en la mesa,
cerca de la plaza,
a tomarse una copa
o un café.

Tertulias en secreto
tertulias libres,
hablando de la gente
planeando los eventos,
comentando algunos libros
platicando de la vida,
diagnosticando los sucesos
previendo el futuro.

Son tertulias
literarias o teatrales,
reuniones informales,
reuniones de debates,
platicando los detalles
que los demás no saben.

En algunas ocasiones,
diciendo muchas cosas,
haciendo de los temas
un enredo de mentiras,
¡todas sospechosas!...


Fidel Cantú

Deseos secretos



Hablarte al oído
besar tu boca,
dos cosas que deseo
a diario contigo,
invadiendo tu tacto
concurriendo a tu estilo.

Sonriente y placentero
me vería entre tus brazos,
atendiendo tus deseos
acariciándote despacio.

Confieso que me gustas,
que deseo tenerte,
que vivas en mi,
como vives  con él,
rodeada de besos
hablándote de amor,
seduciendo a la vida,
retando al destino,
queriéndote a besos,
comiéndote de amor.

Hablarte al oído
besar tu boca,
son mis deseos
mis secretos aún,
pues tu no conoces
mis pretensiones,
callo mi boca
y me alejo de ti,
esperando algún día
te lo pueda decir.

Fidel Cantú