lunes, 18 de junio de 2012

Torre de San Cristóbal

En los años 50´s al noreste de México, era muy común que en las rancherías se hablara de la Torre de San Cristóbal, formada por nubarrones que se acercaban a los ejidos o ranchos, anunciaba que se aproximaba un torrencial aguacero, el cual era de beneficio para los cultivos y las huertas de naranjas que hay en la región citrícola.

Cuenta mi mamá que hacia el norte aparecía este cúmulo de nubes amenazante de lluvia y alegría, pues cada año tenían la esperanza de que el agua que cayera, ayudaría en gran medida a mejorar las condiciones de vida de la gente de la localidad.

Por eso cuando la ve le trae recuerdos del tiempo aquel, nostalgias de una época, de lluvia, de cosecha, de alegría.

Fidel Cantú

sábado, 14 de abril de 2012

Pensador


Todos los días amanezco pensando:
qué sería de mí sin la vida que tengo,
si pudiera viajar y conocer el mundo
recorrerlo todo, como un vagabundo.
 
Siendo sincero es lo que más quiero,
repartir mi tiempo, en aventuras
recorrer por las dunas
de los grandes desiertos,
caminar por las selvas
entre animales salvajes,
visitar los bosques
y las grandes ciudades.
 
Conocer otras culturas
con tradiciones distintas,
sus bailes, su música,
aprender la historia
de pueblos mágicos,
disfrutar de la gente,
sus alegrías y tristezas,
escalar montañas,
navegar por los mares,
andar por los ríos…
 
Qué agradable sería,
poder hacerlo,
si no hubiera fronteras,
si no hubiera gobiernos,
si no hubiera guerras,
si tan solo pudiera,
salir de mi tierra,
si no fuera esclavo
del país que me alberga,
orgulloso estoy
de haber nacido aquí,
pero infeliz, por no salir.
 
Pensadores como yo,
hay muchos por aquí,
que anhelamos el regreso
de un gobierno liberal,
que nos permita elegir
por quiénes votar.
 
Nos acostamos pensando,
en que mañana,
mañana tendremos libertad…


Fidel Cantú

Inevitable


Es consecuente de mi mala acción
estando yo triste,
encerrado en la habitación,
por decirte lo que pienso,
por declararte con voz fuerte,
que te alejes de mí,
que olvides mi traición.
 
No lo pude evitar,
pues de tanto pensarlo,
me propuse a explotar,
ahora me encierro
y dispongo a reflexionar,
en lo mal que te he hecho,
al confiar en mi,
al darme tu amor,
pero eso, ahora, ya se acabó,
caminemos separados,
cada cual su destino,
tú a la luna dale alegría,
y yo al sol le pediré perdón.

Cada quién tiene un futuro,
y cada cual, su razón,
inevitable destino
amargo camino,
cruel decisión
perdido en el alma,
tormento de amor
de olvido sufriendo,
sufro en dolor.


Fidel Cantú

Amistad


Tener un amigo,
¡qué difícil ha de ser tenerlo!
y hasta puede resultar más difícil,
ser uno mismo el amigo de alguien.
 
Pocos son los buenos amigos,
muchos son los que no los tienen.
 
Un amigo hoy:
Debe ser aquel que esté cuando lo necesites,
pero también que tú estés para cuando él te necesite.
 
Un amigo hoy:
Es aquel que te escucha cuando traes algún problema,
pero deberás de escucharlo cuando él los tenga.
 
Un amigo hoy
Es que comparta lo que tenga contigo,
pero deberás de compartir lo que tú tienes con él.
 
Un amigo hoy:
Es simplemente aquel que está dispuesto a darlo todo,
pero, ¿estarías dispuesto tú, a ser como él?.

Si así es, seguramente serás el mejor de los amigos…

Fidel Cantú

Travesía


He pensado mucho en lo que me has dicho,
he dado mil vueltas a tus palabras,
he llorado constantemente tus recuerdos,
he traicionado mi mente al permitir que te involucres,
he permanecido dando rienda suelta a mi andar,
me he perdido mil veces entre las calles de la ciudad,
he solicitado apoyo para poder reaccionar.
 
¿Y tú?, ¿qué has hecho?, seguramente nada,
pues lo habías planeado desde tiempo atrás,
esperabas el momento para poder atacar,
para ir en contra mía, y soltar el veneno,
que tanto tiempo te costó preparar,
rencores ocultos, palabras turbias,
alegrías internas, te vieron llegar,
aceptando gustosa, tu cruel decisión,
 
Y ahora en travesía me encuentro
desdichado aún, por tus palabras,
por tu inoportuna conclusión,
y por tu nada decisión.
 
Pero fuerte ante la vida,
que me dará algún día, la alegría
y la dicha de verte arrepentida,
y yo, yo consciente y feliz,
de haberte perdido…



Fidel Cantú

Convérsame


Huy, como te recuerdo,
entre los andares del destino
entre compras,  entre gritos,
saliste del mercado,
cogiste una calle a tu derecha,
caminaste deprisa,
te seguí, te grité, volteaste a verme,
sonreí de alegría, camine contigo,
era sorprendente todo lo que me decías,
es mas ni recuerdo nada,
contemplaba tu boca al hablarme,
¡que bella! pensaba mi mente
cada vez que trataba hablarte
y después me quedé callado,
era sorprenderte tenerte a mi lado
y no podía decirte nada,
admiré por largo rato tu rostro,
¡que bella! repetía mi mente, sin darse cuenta
que me estabas preguntado algo,
embobado como siempre,
(porque me pasan esas cosas a mí,
cada que conozco a una chica y me gusta).

Tendré que volver a verte,
le pregunté inmediatamente,
me dijo – claro que sí, nada mas una cosa,
prepárate un tema para conversar,
porque eso de hablar sola, no se me da,
tendré por lo menos que escuchar un si o un no,
-si claro-, contesté inmediatamente.
qué emoción, que bella chica, sorprendente
a preparar el tema, pensé inmediatamente,
le dije adiós, y me beso, me beso dulcemente.

Fidel Cantú

Vive Linares 300



De tus huertos naranjales
recorro alegre mi andar,
con costal en mano caminando
voy fruto recolectando.
 
Igual salgo de día a la plaza,
a caminar por tus bellas calles,
entre edificios coloniales,
y uno que otro, más moderno,
pues en el Linares del presente,
se forja el futuro con su gente.
 
300 son tus años,
3 centenarios cumplidos,
30 son los míos
3 décadas contigo.
 
Conociendo tu historia,
me emociono al escucharla,
por la radio, o tus museos,
que enaltecen tu grandeza,
dignamente con nobleza.
 
Linares es tradición,
que sabe a gloria,
que emociona al corazón,
tus bellas plazuelas
de paseos tranquilos,
agradable atardecer
esperando anochecer.
 
Risas de tu gente
alegran al pueblo,
que con orgullo se complace,
recordarle a todos ellos
que cumples 300,
con festejo de tambora y clarinete,
dan aplauso a los valientes
que lucharon arduamente
para forjar la Villa,
a quien Don Sebastián nombrara
San Felipe de Linares,
aquel 10 de abril de 1712.
 
Hoy Linares es ciudad.
y el día de mañana,
seguirá siendo el orgullo neolonés,
que con aromas de azahar
recibe a los paseantes
a disfrutar de su encanto sin igual.

Vive




...

Fidel Cantú

Visito a mamá


Hoy recorrí la autopista,
carretera ochenta y cinco.
crucé varios pueblos,
hasta llegar a la casa
donde vivían mis abuelos.

Recordé mil alegrías,
donde disfruté mi niñez,
al lado de mi madre
que de amor me cobijó,
entre risas y abrazos
su amor por mi
y mis hermanos desbordó,
repartiendo sus besos,
con encanto y emoción.

Hoy llegué temprano,
para platicar del pasado,
y del presente contigo,
mi más grande tesoro,
mi dadora de vida,
recordando bellos momentos,
que vivimos contigo.

Visito a mamá
cada que puedo,
comento con ella
mi vida, mi historia entera,
con el pan y el café
la platica es duradera.

Fin de semana alegre,
regreso a mi casa,
la misma autopista,
contemplo con nostalgia
el bello atardecer,
que me ve partir,
del pueblo aquel
que me vio nacer.
Pero alegre y contento
de visitar a mamá.
de verla tan bien,
de quererla como es.

Fidel Cantú

jueves, 15 de marzo de 2012

Desvalido pordiosero


Calles llenas de esperanzas
de gente que transita
y vuela entre las masas
su desprecio e intolerancia.
 
Desvalido y pordiosero
me dicen entre voces,
que me aleje y no regrese
que me vaya o me muera
escucho a una persona
que al pasar frente a mi
me dirigió su mirada
despreciando mi aspecto
con soberbia y alterada.

Me pregunto muchas veces
si la gente me escuchara,
que entendiera mis razones
de mis malas condiciones.

Pero las personas ya no escuchan
se encierran entre ellos,
egoísmos, vanidades
recorren por las calles
con sus pasos elevados
y con sueños destrozados.

Fidel Cantú

Añoranzas


Añoro el río de tus huertos,
de tu alma asombrada,
de tu risa provocada
por palabras ventiladas.
 
Añoro verte entre la lluvia
protegiéndote del agua,
corriendo por los campos,
alegre y divertida,
cual niña juega entre las plantas
recogiendo rosas rojas
con aroma y sin espinas.
 
Añoro tu sonrisa,
despertar por la mañana,
preparar el café con dos de azúcar,
recorrer la casa ilusionada,
con la esperanza de vivir,
de amar, de reír a carcajadas.

Añoro el día en que te vi,
el mismo aquel que te seguí,
caminabas lentamente,
sospechando mi intención,
te detuviste a preguntar,
si yo seguía tu andar,
atreviéndome a decir,
-“qué más hay que lograr”.
Caminamos juntos, platicamos,
reímos y seguimos.
 
Añoro regresar el tiempo,
detenerlo un instante,
haciendo claro el pensamiento,
que me trae a tus recuerdos,
tan frescos, tan lejos.

Añoro verte…
añoro que estés,
que vivas conmigo,
que recorramos juntos
los tiempos por venir,
acompañando  al destino
que hoy me hace sufrir.

Fidel Cantú

Decirte que te quiero



No sabes cuanto he considerado
tus palabras y tus besos,
son recuerdos que me alegran
que me envuelven pensamientos.
 
Rendido a tus brazos
recorro tu mirada,
pareciéndome encontrar
una luz afortunada.

Decirte que te quiero
es mi mas grande palabra,
pues recae en el amor
la caricia de tu cara,
al besarme frente a frente,
con tu boca de alborada.

Digo que te quiero
como tu dices quererme,
por eso digo, lo que digo,
sin temor a equivocarme
pues sé que a tu lado,
viviré alegre y confiado.

Fidel Cantú

Imaginando la lectura


Desde niño aprendí a leer,
a imaginar los sueños escritos,
de las personas que trazaron
historias fantásticas mitos.
 
De aquellos mismos libros
que de niño admiré,
recuerdo las hojas
de aspecto rugosas.

Recuerdo algunos versos
que de niño aprendí,
de un tigre triste y
un caracol en el sol,
de un camello jorobado
y  un burro cansado.

Que alegría sentí,
al saber que el tigre
ya había tragado,
que el caracol con su gracia
a su destino había llegado,
del camello no me acuerdo,
y del burro cansado
ese ya se había casado,
con una burrita que conoció
en otro texto que escribí
estando enamorado.

Fidel Cantú